jueves, 10 de febrero de 2011

Poetas catamarqueños (3) Alejandro Acosta



















(...) ¡SOLDADOS FEDERALES! nuestro programa es la práctica estricta de la Constitución jurada, el órden común, la paz y la amistad con el Paraguay, y la unión con las demás Repúblicas Americanas. ¡¡Ay de aquél que infrinja este programa!!
Felipe Varela, Campamento en marcha,
Diciembre 6 de 1866

(triunfo)
Podrán acusarme de alentar el sueño
de la revolución permanente,
pero eso fue dicho en siglos
que no rozan
la patria del tiempo mío;
sea un tiempo que sucede en las veletas,
consistente como sangre,
alerta,
empuñadura de la sed...tal vez
o una pasión casi suicida.

Será por la obstinación,

yunque contra el cual se afirman los metales rojos,

calma que retorna al estanque
cuando anochece una bala perdida.

Me explico,
me narro muchas veces al vicio,
tal vez mi dentadura no resucitó conmigo;
me explico y no se entiende:
a las puertas de mi tumba
los detalles carecían de substancia.

Pero no podrán acusarme
de alentar otros sueños
que los propios míos;
esta ceguera que implosiona mi cráneo,
justo entre las cejas,
como una flecha que volara
sin entendimiento para las naciones estrechas.

Nota de Lisarda-Alejandro Acosta (1965)quien gusta de enhebrar poesía e historia, publicó Campamento en marcha-un poemario en el que se perfila, en sutiles intersticios, la figura del caudillo Felipe Varela- en 2010, con ilustraciones de Amado Santos.