jueves, 10 de febrero de 2011

Poetas catamarqueños (1) Arturo Herrera



















Próximo al viaje

Aquí mi habitación.
Se detendrán todas estas cosas
que me acompañan.
Aunque en mi escritorio
se abisme el último grano de la vertical de arena,
continuará incesante en mi cuerpo.
Los libros tendrán algo de polvo,
cuando regrese, si regreso.
Se acostumbrará la tarde
a la penumbra de silencio.
Sólo dejo mi ausencia.

Arturo Herrera (Catamarca,1974) cultiva esa antigua hermandad de la filosofía y la poesía. El poema que reproducimos está tomado de Dones de la vigilia, publicado en 2005 y que obtuviera el Premio Municipal de Literatura.
En el prólogo a sus poemas Herrera observa:" Gran parte de ellos es un breve adiós a una ciudad que se va perdiendo, una sencilla gramática para que la sombra no se quede con todo".