lunes, 22 de agosto de 2011

Empirista casado con Datossensibles tiene aventura con una Metafísica














Supongamos algo imposible, como pensar la condición par del número 3. O supongamos algo infrecuente: que un hombre casado tenga una amante. Pues bien: vayamos más lejos y supongamos algo todavía más raro-que un descendiente del empirismo inglés tenga un atisbo de pensamiento metafísico.

De la inmensa masa de literatura playera, sobresalía él, con su promesa de ordenamiento del mundo desde el título: Lenguaje, verdad y lógica de Alfred J. Ayer.
Lo tomé, con devoción positivista.
Lo abrí, con unción analítica.
Comencé a leerlo, con credulidad trascendentalista.

Leo; en paréntesis, va el número de página de mi edición de Hyspamérica, 1984.
"(...) las proposiciones a priori, siempre tan atractivas a los filósofos a causa de su certidumbre, deben esta certidumbre al hecho de que son tautologías" (46)
"El metafísico, por otra parte, no pretende escribir absurdos.Cae en ellos porque es burlado por la gramática (...)" (50)
Pero, en algún momento, encontramos esta afirmación reveladora:
"La facultad de la lógica y de la matemática de sorprendernos depende, como su utilidad, de los límitacions de nuestra razón. Un ser cuya inteligencia fuese infinitamente poderosa no encontraría interés alguno en la lógica ni en la matemática." (102)
Y dice más:
"Todo el armazón de definiciones que sean útiles y provechosas puede ser considerado como un acto creador" (103)
Y como si no bastara:
"Decir que una proposición es verdadera a priori es decir una tautología. Y las tautologías, aunque puedan servir para guiarnos en nuestra empírica búsqueda de conocimiento, no contienen en sí mismas información alguna acerca de ninguna realidad" (103, in fine)

Imagino la cara que hubiese puesto este señor si el cajero del Banco, al recibir su cheque le hubiese dicho:
-I beg your pardon, pero esta cifra que usted pretende cobrar no es más que una tautología altamente compleja y que no tiene ningún asidero empírico; ¿podría usted afirmar que vió esta cifra en alguna parte?
-My God!Lo que me faltaba:toparme con un fanático...Le agradezco su chanza, pero por favor, pague mi cheque.
-No nombre a Dios! Bien, le pagaré dos chelines
-¿Cómo dos chelines? Me debe pagar trescientas libras por mi conferencia oxoniense!
-¿Qué le choca? Dios es una mente infinitamente poderosa que... no tendría ningún asombro ante estas minucias contables.
-Esto es una locura! Págueme mi cheque!
-Comprendo su contrariedad, pero unfortunately es un error suponer que la existencia de cheque y entidad bancaria formen siempre parte de lo que las definiciones realmente afirman; si tiene dudas, viaje a la Argentina.

3 comentarios:

Ro♥ dijo...

EXCELENTE.

no me haga recordar viejos tiempos, de cupete y corralitos.
Yase yase, pero le juro que estoy en tratamiento.


Abrazo♥

Ro♥ dijo...

cupete: chupete

ve?
eso me pasa por no haber ìdo a mi sesiòn la semana pasada (:P)

Ud. sabrà comprender.

Otro abrazo♥

Rayuela dijo...

oh my god!

beso*