lunes, 17 de enero de 2011

Javier Iturralde, Olor






















Treinta años ya que no huelo el sudor de las sierras norteñas,
que no huelo salinas ni crecientes fuerteñas,
ni salvias, ni pichanas, ni jarillas,
Valles de Santa Bárbara, corrales del Suncho reventando de hacienda,
ni la bufarada tremenda
de la torada en brama; ni los pastos del cerro cuando arden en enero.

Treinta años que no huelo un horno de pan casero,
ni paila de arrope, ni tina, ni batea, ni tipa, ni mortero,
ni peras motas, ni membrillos,
ni poleadas, ni humitas ni tamales.

Treinta años que de mí se hallan ausentes
todos los olores de mi pueblo y de sus gentes.

Nota de Lisarda- Del poeta catamarqueño Javier Iturralde, que comenzó a publicar en la década del 30 del siglo pasado,no tengo-por ahora- más que los escasos datos que proporciona Carlos Villafuerte en su discurso de recepción en la Academia Argentina de Letras(1978). Este poema, del que damos los mismos fragmentos que cita Villafuerte, se publicó en el diario La Prensa de Buenos Aires.Hay un poema de Leonardo Martínez que le haría buena compañía, por tratar la memoria a través de los olores de los condimentos. Vaya éste como anticipo de otros que vendrán de aquella hermosa tierra.

1 comentario:

Rayuela dijo...

qué maravilla!
tampoco yo tengo más detalles del poeta.

(mi memoria es de menta y albahaca...)

un abrazo*