sábado, 24 de septiembre de 2011

Srita Bambú






















Hoy sábado 24 de septiembre, los concurrentes al Taller de Encuadernación de Magdalena Gasquet, concluimos nuestra tarea. Una tarea milimétrica, en la que aprendí-o comencé a aprender- a plegar hojas según el sentido de la fibra, a coserlas,a doblar, a pegar, a presionar, a medir; por otra parte, al enhebrar el hilo o al marcar milímetros se me hizo evidente que, además de buena voluntad, conviene tener buena vista para estas lides.
El Taller se desarrolló en el Sótano Blanco, que comenzó en Avenida Caseros y concluyó en Pasaje Giuffra al 382.
Con un retintín de ironía, Magda me dijo "Igna, vos tenés que recursar!"

El Taller vale la pena: estoy seguro de que volvería a disfrutarlo y a seguir aprendiendo.

Para más abundancia: sritabambu.blogspot.com

4 comentarios:

Rayuela dijo...

qué bueno!

beso*

Felicidad Batista dijo...

Ignacio, por muchas razones ¡que pena no vivir en Buenos Aires! y tener la posibilidad de realizar cursos tan interesantes. La minuciosidad de tu descripción será la misma a tener en cuenta en la encuadernación. Todo un trabajo placentero.
Abrazos

Celia Clara Fischer dijo...

Ignacio, aprendí a encuadernar muy prolijamente mientras cursaba el bachillerato, en una materia que se llamaba Actividades Prácticas.Utilicé esa artesanía con libros míos y de amigos. Cariños.

Magdalena Gasquet dijo...

Ignacio, muchas gracias, un placer hacerte tenido como alumno.
Besos M