jueves, 9 de mayo de 2013

Cyril Conolly, Entre la magia y la ciencia




Si creemos que en una inteligencia  sobrenatural o sobrehumana creó el universo, acabamos llenando nuestras  bibliotecas con las profecías de Nostradamus y los cálculos en torno a la Gran Pirámide.  Si, por el contrario,  elegimos  la vía de Montaigne y de Voltaire, nos asfixiamos en la sulfurosa aridez del Club del Libro de Izquierdas.
Es una observación significativa acerca del triunfo de la ciencia sobre la magia que, si alguien nos dijera “ Si echo esta pastilla en tu cerveza, explotarás” es probable que le creyéramos; pero si exclamaran “ Si pronuncias este encantamiento, tu cerveza perderá su fuerza”, nos mantendríamos incrédulos, y Paracelso, los alquimistas, Aleister Crowley y todos los magos  han vivido en vano. Sin embargo, cuando leo ciencia, creo en la magia; cuando estudio magia, creo en la ciencia.

Cyril Conolly, “El círculo mágico” en Obra selecta, p. 439